20240410_mh_renta_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Amazon renuncia a la adquisición de iRobot por $1.400 millones tras amenazas de bloqueo por parte de reguladores de la Unión Europea

Amazon.com Inc. ha decidido renunciar a la planeada adquisición de iRobot Corp., fabricante del robot aspiradora Roomba, por un valor de $1.400 millones.

La decisión se toma después de enfrentarse a conflictos con reguladores de la Unión Europea que amenazaron con bloquear la operación.

La renuncia de Amazon a la adquisición ha tenido repercusiones significativas en iRobot, que ha anunciado la renuncia de su CEO, Colin Angle, y la implementación de un plan de reestructuración que conllevará la pérdida de aproximadamente 350 empleos, equivalente al 31% de su fuerza laboral.

Las acciones de iRobot cayeron un 19%, alcanzando su nivel más bajo desde 2009, mientras que las acciones de Amazon apenas registraron un aumento del 1%.

Esta decisión por parte de Amazon es interpretada como una señal de la creciente presión que enfrenta la compañía para demostrar que sus acciones no afectan a la competencia, especialmente a medida que su influencia en diversos sectores sigue creciendo.

Reguladores antimonopolio de ambos lados del Atlántico han estado monitoreando de cerca las adquisiciones de grandes empresas tecnológicas, buscando garantizar la competencia justa y prevenir la consolidación excesiva del mercado.

Amazon se había reunido recientemente con funcionarios antimonopolio de la Comisión Federal de Comercio (FTC) de Estados Unidos, quienes recomendaron una demanda por el acuerdo.

La Comisión Europea también había expresado preocupaciones sobre posibles prácticas anticompetitivas de Amazon en el mercado de robots aspiradoras.

Aunque Amazon tenía previsto reunirse nuevamente con la FTC esta semana para impulsar la adquisición, la decisión final fue abandonar el acuerdo.

La Comisión Europea había señalado previamente que Amazon podría degradar a otros robots aspiradoras en su plataforma y favorecer sus propios productos, lo cual podría perjudicar la competencia leal.

A pesar de las advertencias y la oportunidad de ofrecer soluciones, Amazon optó por no continuar con la adquisición y pagará $94 millones a iRobot por concepto de cancelación.

La empresa consideró una apelación, pero este proceso podría llevar años, y el acuerdo de fusión expira este verano.

El caso de Amazon se suma a otras situaciones recientes, como la renuncia de Adobe a la adquisición de Figma tras enfrentarse a autoridades antimonopolio de la Unión Europea y el Reino Unido.

Estos episodios reflejan la creciente escrutinio y la necesidad de las grandes empresas tecnológicas de lidiar con preocupaciones antimonopolio en diversas regiones del mundo.