20240410_mh_renta_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Banco Mundial aprueba proyecto de $150 millones para impulsar oportunidades laborales y desarrollo de habilidades en El Salvador

El Banco Mundial ha aprobado el “Proyecto de Promoción de Oportunidades Laborales y Desarrollo de Habilidades en El Salvador”, un proyecto de $150 millones diseñado para mejorar el acceso a oportunidades laborales y el desarrollo de habilidades en jóvenes y adultos, especialmente en grupos vulnerables entre los 18 y 40 años.

El proyecto, con una duración de cinco años, busca mejorar tanto el acceso al trabajo asalariado como las oportunidades de emprendimiento a través de un enfoque integrado. Facilitará recursos financieros y personal capacitado según las habilidades requeridas por empleadores y emprendedores.

Jerson Posada, Ministro de Hacienda de El Salvador, expresó su complacencia con el respaldo del Banco Mundial, destacando que el proyecto beneficiará tanto a empresas como a emprendedores a nivel nacional.

Además, el proyecto tiene como objetivo favorecer a las mujeres para que tengan más oportunidades laborales y financieras, lo que, a su vez, incidirá en una mayor productividad para el país.

El Banco Mundial destacó que se trabajará en la provisión de infraestructura para entrenamientos, talleres y otras actividades de formación para fortalecer la prestación de servicios.

Carine Clert, Gerente de País del Banco Mundial para El Salvador y Costa Rica, mencionó que el proyecto tiene el propósito de aportar beneficios tanto a la economía como a la integración del talento humano de El Salvador. Se espera apoyar de manera inclusiva e innovadora el incremento de la productividad y las perspectivas de empleo para jóvenes, mujeres y adultos menores de 40 años.

El proyecto incluye un Componente Contingente de Respuestas a Emergencias (CERC) que permitirá a El Salvador responder de manera rápida y efectiva a crisis o emergencias elegibles, considerando la vulnerabilidad del país a los fenómenos naturales y al cambio climático.

La financiación proviene del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y consiste en un préstamo de margen variable con un vencimiento de 25 años, incluyendo un período de gracia de 4.5 años.