20240410_mh_renta_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Belice: Un destino por descubrir en Centroamérica y el Caribe

Belice, a menudo considerado un tesoro oculto en Centroamérica y el Caribe, se presenta como un destino turístico único y fascinante. Con menos de 23,000 kilómetros cuadrados, este país anglófono se destaca por su diversidad, desde playas de arenas blancas hasta yacimientos arqueológicos mayas, selvas con jaguares, ríos y la impresionante barrera de coral mesoamericana, la segunda más grande del mundo.

A pesar de su proximidad a excepcionales destinos turísticos en México y Guatemala, Belice ha estado fuera del foco del turismo sudamericano, pero ha capturado la atención de visitantes norteamericanos y europeos. Con poco más de 400,000 habitantes, Belice se ha convertido en un crisol de culturas, influenciado por la historia maya, la conquista española, la colonización británica y su independencia en 1981.

La Embajada del Reino Unido y el Conflicto Fronterizo El país ha estado en el centro de la atención recientemente debido al conflicto fronterizo con Guatemala, que se remonta a la “traición” del Reino Unido, llevando a tensiones entre ambas naciones.

Principales Atractivos de Belice:

  1. El Gran Agujero Azul: Un atolón de 318 metros de diámetro y 124 metros de profundidad, famoso por su sobrecogedor sobrevuelo y su popularidad entre buceadores.
  2. Reserva Marina de Hol Chan: Un área de arrecifes de coral y praderas marinas, donde se puede nadar entre tiburones nodriza y manta rayas.
  3. Xunantunich: Yacimiento arqueológico maya cerca de la frontera con Guatemala, con la imponente construcción de El Castillo.
  4. Parque Natural Sant Herman: Ideal para explorar cuevas en tubbing, revelando estalactitas, estalagmitas y murciélagos frutales.
  5. Hopkins: Pueblo de pescadores con aguas cristalinas y tranquilas, ofreciendo comodidades contemporáneas en resorts.

Cultura y Gente:

La cultura maya impregna Belice, desde comunidades como San Antonio, que luchan por preservar tradiciones y lengua, hasta la vibrante cultura garífuna en Hopkins, con danzas, tambores y cocina tradicional.

A pesar de su tamaño, Belice ofrece una experiencia turística poco masiva y natural, donde la riqueza cultural y los atractivos naturales aguardan ser descubiertos. El país espera aprovechar eventos como la Cata de Ron en Bélgica para promover su oferta exportable y expandir su presencia en el escenario internacional del turismo.