domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

China fija su meta de crecimiento económico en alrededor del 5 % para 2024

Durante la inauguración de la sesión anual de la Asamblea Nacional Popular (ANP), el primer ministro chino, Li Qiang, anunció que el objetivo de crecimiento económico para el presente año se establece en alrededor del 5 %. Esta decisión se alinea con las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), que estiman un crecimiento del 4,6 % y 4,5 % respectivamente para 2024.

En 2023, China ya había establecido un objetivo de crecimiento en torno al 5 %, logrando finalmente un aumento del PIB del 5,2 %. Sin embargo, alcanzar nuevamente esta cifra representa un desafío mayor debido a la comparación con un año anterior con una base comparativa más favorable.

Además del objetivo de crecimiento económico, el primer ministro fijó otras metas para 2024, como un déficit del 3 %, una tasa de desempleo del 5,5 % en áreas urbanas, y un límite del 3 % para el índice de precios al consumidor (IPC).

Otras metas incluyen la creación de 12 millones de nuevos puestos de trabajo en áreas urbanas, un equilibrio básico en la balanza de pagos, una producción de granos superior a 650 millones de toneladas, y una reducción del 2,5 % en el consumo de energía por unidad de PIB.

El gobierno también planea emitir bonos especiales por valor de 3,9 billones de yuanes para gobiernos locales, así como bonos del tesoro de duración “ultralarga” para apoyar estrategias nacionales, con una emisión inicial de 1 billón de yuanes. Además, se destinarán aproximadamente 700.000 millones de yuanes del presupuesto del Gobierno central para inversiones.

Li destacó que alcanzar estos objetivos será un desafío y enfatizó la necesidad de mantener la estabilidad. Reconoció las dificultades económicas y los desafíos emergentes, como la caída de la demanda exterior, la crisis en el sector inmobiliario, los problemas de deuda de los gobiernos locales y regionales, y el impacto de desastres naturales.

Para impulsar la demanda nacional, el gobierno implementará un programa de estímulo del consumo, con énfasis en áreas como domótica, entretenimiento, turismo y marcas nacionales. También se trabajarán para atraer una mayor inversión extranjera, eliminando límites para la entrada de capital extranjero en ciertos sectores y garantizando un tratamiento equitativo para las empresas de capital extranjero.

El informe gubernamental destaca el compromiso de China con el crecimiento económico sostenible y la adaptación a los desafíos globales y nacionales.