20240710_minsal_dengue_728x90
20240701_vacunacion_728x90
20240701_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

China y UE abren diálogo sobre aranceles a vehículos eléctricos en plena escalada comercial

China y la Unión Europea (UE) han acordado iniciar conversaciones sobre los aranceles a los vehículos eléctricos chinos, según anunciaron el ministro de Comercio de China, Wang Wentao, y el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea (CE), Valdis Dombrovskis. Ambos funcionarios llevaron a cabo una videoconferencia anoche para acordar el comienzo de estas negociaciones, de acuerdo con un comunicado emitido por el Ministerio de Comercio chino.

La semana pasada, la Comisión Europea anunció la imposición de aranceles adicionales del 21 % de media a la importación de vehículos eléctricos procedentes de China, tras concluir una investigación antisubsidios iniciada en octubre del año pasado. En respuesta, China ha lanzado una investigación ‘antidumping’ contra ciertas importaciones de carne de cerdo y derivados provenientes de la Unión Europea.

A la espera de la implementación de los aranceles provisionales por parte de Bruselas antes del 4 de julio, y su posible confirmación en noviembre, Pekín ha intensificado la presión comercial exigiendo la reversión de estos aranceles. Además, la prensa oficial china ha sugerido posibles aumentos de tasas a la importación de vehículos de gran cilindrada y ha insinuado otra investigación ‘antidumping’ dirigida a los productos lácteos europeos.

Este anuncio de negociaciones sigue la visita del vicecanciller alemán, Robert Habeck, a China. Habeck respaldó los aranceles comunitarios a los vehículos eléctricos chinos, calificándolos no como una medida de castigo, sino como un ajuste necesario para asegurar igualdad de condiciones. Sin embargo, expresó su desacuerdo con la creciente tendencia global hacia el proteccionismo, que consideró “errónea y peligrosa”.

Habeck, quien aclaró que no estaba negociando en nombre de la CE, destacó la importancia del tema de los aranceles en sus reuniones con funcionarios chinos. “Transmití que las puertas están abiertas para mantener un diálogo, y espero que este mensaje sea escuchado”, afirmó en Shanghái tras sus encuentros en Pekín.

Según Habeck, aún hay tiempo para consultas antes de la entrada en vigor de los aranceles de Bruselas en noviembre, aunque subrayó que “no se pueden aceptar subsidios cuyo objetivo es aumentar las ventajas exportadoras de las empresas”.