20240410_mh_renta_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Costa Rica experimenta inflación negativa del 1,55 % en los primeros 10 meses de 2023

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) de Costa Rica informó este martes que el país acumuló una tasa de inflación negativa del 1,55% durante los primeros 10 meses de 2023, con un índice interanual situado en un -1,28%.

Según los datos del INEC, en octubre la inflación fue del 0,21%, marcando el tercer mes del año en el que se experimentó un aumento de precios, junto a enero (0,16%) y septiembre (0,11%).

La inflación registrada en octubre contribuyó al acumulado de -1,55% en los primeros 10 meses del año y al interanual de -1,28%. Estas cifras son significativamente inferiores a las de octubre de 2022, cuando la inflación alcanzó el 7,58% y el índice interanual llegó al 8,99%.

A mediados de 2022, Costa Rica enfrentó una inflación del 10%, pero desde entonces ha experimentado una disminución gradual y cerró ese año en un 7,7%.

El informe del INEC destaca que los productos que más impactaron en la inflación de octubre incluyen los combustibles, el tomate, los boletos aéreos, la papaya, la sandía, el café y el alimento para mascotas, entre otros.

El INEC detalló que de los 289 bienes y servicios que componen el índice, el 44% aumentó de precio, el 38% disminuyó de precio y el 18% no presentó variaciones.

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) estima en sus proyecciones oficiales que la inflación cerrará en un número cercano al 0% al final de 2023, una cifra que se encuentra por debajo de la meta anual oficial que varía entre el 2% y el 4%.

El presidente del BCCR, Roger Madrigal, reafirmó el compromiso de la entidad con la estabilidad de precios y negó que el Banco haya aplicado una política monetaria restrictiva excesiva desde el año pasado para reducir la inflación.

La política restrictiva del BCCR ha sido objeto de críticas por parte de analistas y economistas, especialmente debido a su prolongación por más de un año, manteniendo tasas de interés elevadas y realizando cambios muy moderados a la baja en 2023, a pesar de la disminución de la inflación a cifras negativas.

Durante 2023, la entidad ha reducido gradualmente la Tasa de Política Monetaria, que cerró 2022 en un 9%, y actualmente se sitúa en un 6,5%.