20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

Crecen las deepfakes para atraer el apoyo de votantes afroamericanos hacia Trump

En un nuevo giro de los eventos previos a las elecciones, los partidarios del expresidente Donald Trump están utilizando imágenes falsas generadas por inteligencia artificial (IA) para tratar de ganar el apoyo de los votantes afroamericanos.

El fenómeno de las deepfakes ha cobrado fuerza, con decenas de imágenes manipuladas que muestran a personas negras expresando su apoyo al mandatario republicano. Si bien no hay evidencia directa que vincule estas imágenes con la campaña de Trump, su aparición es preocupante.

Los deepfakes han sido utilizados para crear una narrativa estratégica destinada a retratar a Trump como popular entre la comunidad negra. Este es un intento por atraer a los votantes afroamericanos, cuyo respaldo fue crucial para la victoria de Joe Biden en 2020.

Sin embargo, esta táctica de desinformación ha sido recibida con escepticismo por algunos, ya que las imágenes generadas por IA son fácilmente identificables para aquellos que observan de cerca. A pesar de ello, han logrado confundir a algunos espectadores y generar cierta credibilidad en las redes sociales.

Las deepfakes no se limitan a imágenes estáticas. También se han visto videos y grabaciones de audio falsificados con el fin de influir en la opinión pública.

El uso de estas tácticas de desinformación refleja una evolución en la estrategia política desde las elecciones de 2016, con una mayor sofisticación en la manipulación de la información y un enfoque en el uso de herramientas digitales para influir en los votantes.

Expertos advierten sobre los peligros de esta nueva ola de desinformación, que podría socavar la confianza en el proceso electoral y exacerbar las tensiones políticas en un momento crítico para la democracia estadounidense.

Es fundamental que los ciudadanos estén alerta ante la proliferación de contenido falso y sepan discernir la verdad en un entorno cada vez más saturado de información manipulada.