20240506_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Crecimiento de la masa monetaria en 2020 en la eurozona fue una señal de inflación, afirma miembro del BCE

Redacción ||

Isabel Schnabel, miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), sugiere que el fuerte crecimiento de la masa monetaria en circulación en la zona del euro en 2020 fue una señal temprana de la inflación que posteriormente se produjo. Ella plantea la pregunta de si este aumento en el crecimiento monetario fue lo suficientemente fuerte como para alertar sobre los riesgos para la estabilidad de precios a medio plazo.

Según Schnabel, el crecimiento de la masa monetaria coincidió con un aumento significativo de la inflación en los dos años y medio posteriores al inicio de la pandemia. Durante este período, la inflación se aceleró del 1.2% al 9.1% y alcanzó el 10.6% en octubre de 2022. Sin embargo, Schnabel enfatiza que la relación entre el crecimiento monetario y la inflación es compleja y no implica causalidad directa.

La economista alemana también destaca que la expansión cuantitativa no es inflacionaria por sí misma, sino que crea inflación cuando los bancos, hogares, empresas y gobiernos impulsan el crecimiento monetario y la actividad económica. Schnabel señala que el BCE ha implementado medidas para combatir la inflación, incluyendo aumentos en los tipos de interés y la reducción de su balance para apoyar la desinflación.