domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

Desafíos en el camino hacia la estabilización fiscal en Argentina, según el FMI

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, ha señalado que Argentina enfrenta un “desafiante” camino hacia la estabilización fiscal. En el comunicado oficial sobre la aprobación de la séptima revisión del programa de facilidades extendidas, Georgieva instó al Gobierno argentino, liderado por Javier Milei, a implementar políticas fiscales con firmeza y agilidad.

Esta revisión extiende el acuerdo entre Argentina y el FMI hasta el 31 de diciembre de este año, permitiendo refinanciar la deuda contraída en 2018 durante la presidencia de Mauricio Macri. Georgieva elogió las medidas “audaces” tomadas por el nuevo Gobierno para evitar una crisis de balanza de pagos pero advirtió que el camino hacia la estabilización será difícil.

La directora del FMI atribuyó la complejidad a la “complicada herencia” de Argentina, que incluye inflación elevada, reservas agotadas y altos niveles de pobreza. Además, señaló que los desequilibrios y distorsiones existentes se han agudizado, reflejando las políticas inconsistentes del gobierno anterior liderado por Alberto Fernández.

Georgieva subrayó la importancia de una formulación ágil de políticas y una planificación de contingencias para alcanzar los objetivos del programa con el FMI. También destacó la necesidad de una comunicación clara, asistencia social bien dirigida y esfuerzos continuos para generar apoyo social y político.

Estas declaraciones se dan en el contexto del último informe de perspectivas económicas del FMI, que pronostica una contracción del 2,8 % en la economía argentina para este año. La estimación ha disminuido significativamente desde octubre, cuando se esperaba un crecimiento del 2,8 %. El acuerdo reciente entre Argentina y el FMI incluye un desembolso de 4.700 millones de dólares para hacer frente a los vencimientos de deuda.