domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

El Canal de Panamá afronta desafíos por cambios en niveles de agua y el cambio climático

Redacción ||

Los efectos del cambio climático no solo se hacen sentir en la ecología, sino también en la economía de los países, y el Canal de Panamá, una de las rutas marítimas más importantes del mundo, no es una excepción. Este canal, que conecta los océanos Atlántico y Pacífico, depende en gran medida del agua de lluvia y los ríos para su funcionamiento, lo que lo hace especialmente susceptible a las variaciones climáticas.

En las últimas semanas, el Canal de Panamá se ha convertido en noticia debido a la congestión de buques que han tenido que esperar para cruzarlo, generando preocupación por posibles aumentos en los precios de los productos transportados y pérdidas económicas. Si bien se ha mencionado el fenómeno de ‘El Niño’ como un factor influyente en los niveles de agua del canal, Victor Vial, vicepresidente de Finanzas del Canal de Panamá, explicó en una entrevista con Forbes Centroamérica que los niveles de agua han sido en general normales para la temporada.

Vial señaló que, en una temporada alta normal, alrededor de 140 buques pueden estar en espera, mientras que en una temporada baja, este número oscila entre 80 y 100, teniendo en cuenta las reservas de buques. Sin embargo, en julio, se observó un aumento en la cola de espera, con aproximadamente 160 a 169 buques en espera, aunque en la actualidad la cifra ha disminuido a alrededor de 20 buques.

La productividad del Canal de Panamá se mide en función de las toneladas transportadas, y se estimaba que para 2024 se moverían entre 510 y 515 millones de toneladas. Sin embargo, debido al impacto de los bajos niveles de agua, la nueva estimación es de 485 millones de toneladas. A pesar de estos desafíos, el Canal está comprometido en atender las necesidades de sus clientes y garantizar la confiabilidad de las operaciones.

El Canal de Panamá ha demostrado su liderazgo ambiental en la industria marítima al priorizar el ahorro de agua y contribuir a la reducción de las emisiones de CO2 mediante la optimización de rutas y la mayor capacidad de carga. Estos esfuerzos buscan no solo mantener la competitividad del canal sino también adaptarse a los desafíos que plantea el cambio climático en el futuro.