20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

El Salvador avanza hacia la economía circular en el tratamiento de aguas residuales para garantizar la sostenibilidad hídrica

Redacción ||

La Autoridad Salvadoreña del Agua (ASA) está dando un paso crucial para asegurar un manejo sanitario del agua de calidad para los salvadoreños, a través de la construcción de una nueva generación de plantas de tratamiento de aguas residuales con un enfoque de economía circular. Esto significa que de estas plantas se extraerán nutrientes y se generará energía eléctrica para el consumo de las propias instalaciones, creando un modelo sostenible.

Jorge Castaneda, presidente de la ASA, explicó que esta estrategia se llevará a cabo con el apoyo técnico de expertos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

“Construiremos plantas de tratamiento de aguas residuales, y de esas plantas vamos a extraer los nutrientes como el nitrógeno y el fósforo. También se generará energía eléctrica para ser consumida por la misma planta de tratamiento y que sea sostenible”, anunció Castaneda.

La ASA ha identificado áreas prioritarias para implementar esta estrategia, comenzando con Izalco, donde las aguas residuales están contaminando ríos de buena calidad, como Atecozol y Chutia. La construcción de estas plantas garantizará la limpieza de estas comunidades y prevenir la contaminación de los cuerpos de agua, además de proporcionar agua de mejor calidad para la agricultura.

Metapán es otro punto de interés, donde se buscará aprovechar la infraestructura existente para la producción de energía y la captación de nutrientes. También se explorarán enfoques novedosos en el sistema de tratamiento de aguas residuales en la zona de Surf City.

Previo a la construcción de las nuevas plantas de tratamiento, la ASA realizará un proyecto piloto el próximo año en varias ubicaciones estratégicas. Este proyecto piloto incluirá tecnología para la extracción de nutrientes y energía, además de evaluar la viabilidad de la construcción de plantas a mayor escala. En esta fase inicial, el Gobierno invertirá $5 millones en el proyecto.

Actualmente, aproximadamente el 90 % de las aguas residuales en El Salvador no recibe tratamiento y se vierte directamente en los cuerpos de agua, lo que contribuye a la contaminación. La ASA busca abordar este problema y superar los obstáculos de sostenibilidad que han afectado a plantas de tratamiento anteriores en el país.

La implementación de la economía circular en las plantas de tratamiento de aguas residuales representa un avance significativo hacia un futuro más sostenible y una gestión más efectiva del recurso hídrico en El Salvador.