20240506_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

El Salvador impulsa la firma electrónica para dinamizar su matriz productiva

El Gobierno de El Salvador está liderando esfuerzos para dinamizar su matriz productiva mediante iniciativas como la digitalización de servicios y la facilitación de trámites, destacando la implementación de la firma electrónica desde 2021 como un avance significativo. Según Óscar Cruz, director de Firma Electrónica del Ministerio de Economía, más de 200 empresas y 30 instituciones gubernamentales ya utilizan esta herramienta para agilizar trámites y mejorar la eficiencia en diversos sectores.

La firma electrónica ha demostrado ser una ventaja competitiva, atrayendo a empresas de sectores clave como fintech, bancos, telecomunicaciones y tecnología. Esta implementación no solo simplifica los procesos empresariales, sino que también impulsa la competitividad de El Salvador a nivel internacional, brindando comodidades para la inversión y operación de empresas extranjeras en el país.

La Ley de Firma Electrónica, aprobada en 2015, cobró vida con la creación de la Unidad Certificadora Raíz en 2020, lo que permitió la incorporación de proveedores en 2021. Actualmente, tres proveedores, incluyendo el Banco Central de Reserva, ofrecen servicios de firma certificada, sello electrónico y sello de tiempo. El rápido progreso de la implementación de la firma electrónica destaca a El Salvador como un líder en la región centroamericana, ofreciendo costos competitivos y eliminando barreras geográficas para la firma de documentos desde cualquier lugar del mundo.