20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

El Salvador se posiciona como hub financiero de activos digitales en Centroamérica

Con la reciente Ley de Emisión de Activos Digitales, El Salvador está atrayendo inversiones y aspira a convertirse en un hub financiero para Centroamérica. La Comisión Nacional de Activos Digitales ya ha otorgado licencias a siete empresas, en su mayoría internacionales, con el objetivo de desarrollar un mercado de capitales en el país y atraer inversores globales.

Jesse Knutson, jefe de operaciones de Bitfinex Securities, una de las empresas con licencia, destacó la oportunidad de democratizar el acceso a capital para pequeñas y medianas empresas. La intención es romper con la limitación actual, donde solo grandes empresas pueden acceder a la colocación de deuda, fomentando así el desarrollo de todo el ecosistema empresarial.

Knutson resaltó que El Salvador tiene la oportunidad de liderar en la adopción de tecnologías como Bitcoin y activos digitales, creando un nuevo sistema de mercado de capitales. También señaló que la Ley de Activos Digitales reconoce la necesidad de un enfoque diferente para esta tecnología y coloca al país en la senda para pasar de ser una economía en crecimiento a una desarrollada.

Leo Elduayen, CEO y cofundador de Koibanx, comentó que en El Salvador buscan integrar capacidades de la Web 3.0, como la tokenización de activos, para su uso en pagos. La tecnología blockchain, fundamental en este proceso, facilita la comunicación sin fricciones entre instituciones financieras, permitiendo transacciones con múltiples activos y transformando la forma en que se realizan las transacciones financieras.

El objetivo es habilitar el intercambio de valor en múltiples formatos sobre la base de la Web 3.0, permitiendo transacciones con monedas digitales, pesos, dólares, puntos de lealtad, cheques, y más, todo conciliado en tiempo real. Esta flexibilidad facilitaría a los usuarios recibir y realizar pagos en diferentes formatos, ya sea localmente o en destinos internacionales.