20240710_minsal_dengue_728x90
20240701_vacunacion_728x90
20240701_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

El sector bancario de Panamá registra fuerte crecimiento con utilidades del 51,2 % en el primer semestre

Redacción ||

La banca de Panamá ha experimentado un sólido crecimiento en el primer semestre de este año, alcanzando una utilidad del 51,2 % en comparación con el mismo período de 2022. La cartera de créditos y la gestión de activos han sido impulsores clave de este aumento, según informó el ente regulador del sector.

Las utilidades acumuladas entre enero y junio de este año alcanzaron un total de 1.437 millones de dólares, impulsadas por el crecimiento continuo de la cartera de créditos, la mejora en la calidad de los activos, el control de gastos y una reducción en las provisiones para riesgos crediticios.

La cartera de crédito de la banca comercial se expandió un 5,3 % durante este período, alcanzando un saldo de 59.614 millones de dólares. En particular, el financiamiento destinado al sector construcción mostró un incremento interanual de 1,2 %, siendo el primer desempeño positivo desde mayo de 2018.

El Centro Bancario Internacional (CBI), compuesto por 65 instituciones, reportó activos totales de 142.943 millones de dólares al cierre del primer semestre, representando un aumento de 5.644,7 millones de dólares en comparación con junio de 2022. Los depósitos del CBI también crecieron, alcanzando un total de 100.926 millones de dólares, con un aumento de 2.102 millones de dólares o un 2,1 %.

El sólido desempeño del sector bancario de Panamá se ha visto influenciado por el crecimiento de la cartera crediticia, así como por la importancia de la construcción como motor económico y generador de empleo en el país centroamericano. La continuación del crecimiento y la estabilidad financiera demuestran la resiliencia del sector bancario en un país dolarizado y sin banco central.