20240710_minsal_dengue_728x90
20240701_vacunacion_728x90
20240701_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

Empresas de Centroamérica impulsan la producción y consumo sostenibles

Redacción ||

A pesar de los desafíos de pobreza y desigualdad en la región de Centroamérica, cada vez más empresas están adoptando modelos de producción y negocios sostenibles en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por las Naciones Unidas. La adopción de prácticas de producción y consumo sostenibles es fundamental para garantizar un futuro mejor y más sostenible para las generaciones venideras.

Empresas líderes en la región están destacando por sus esfuerzos significativos en la promoción de la sostenibilidad:

Nestlé Centroamérica, a través de su iniciativa RE, ha demostrado su compromiso con la sostenibilidad al lograr que el 82% del consumo de energía en sus fábricas provenga de fuentes renovables. Además, han reducido de manera impresionante el envío de residuos a vertederos, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero y trabajando en la creación de empaques sostenibles y políticas de enfoque circular.

Roché, por su parte, ha adoptado un enfoque holístico hacia la sostenibilidad, integrando tres dimensiones: sociedad, medio ambiente y economía. Esto ha llevado a reducir significativamente el impacto ambiental de sus operaciones y valorar el 80.2% de los residuos generados a través de acciones de reciclaje y compostaje.

Unilever, reconocido por su liderazgo en sostenibilidad, está centrando sus esfuerzos en marcas con propósito socioambiental, utilizando plástico reciclado en sus productos y obteniendo el 100% de su energía de fuentes renovables.

Walmart de México y Centroamérica ha demostrado su compromiso con la sostenibilidad a través de iniciativas centradas en cambio climático, economía circular y capital natural. Han logrado avances significativos en la reciclabilidad de sus empaques y la reducción de emisiones.

Estos ejemplos ilustran cómo las empresas están adoptando prácticas sostenibles y contribuyendo a los ODS en la región. Para lograr una producción y consumo sostenibles, es esencial la cooperación entre todos los actores en la cadena de suministro y la promoción de políticas orientadas a la sostenibilidad.

Las empresas están desempeñando un papel crucial en la transformación hacia un futuro más sostenible en Centroamérica, trabajando en conjunto con gobiernos, organizaciones no gubernamentales y consumidores para lograr un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente.