20240506_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Empresas españolas y aragonesas despiertan interés en Centroamérica

En un ‘Desayuno de Internacional’, representantes de la Cámara de Comercio Española en Centroamérica compartieron detalles sobre el creciente interés de las empresas españolas y aragonesas en los mercados de Guatemala, Panamá, Costa Rica y República Dominicana.

Centroamérica, una región compuesta por siete países con una población que supera los 50 millones de habitantes, se ha convertido en un mercado emergente para las empresas españolas. Con un PIB regional que supera los 500.000 millones de euros y la mayoría de los países bajo acuerdos con la Unión Europea, la región presenta oportunidades comerciales significativas.

En los últimos cinco años, las exportaciones españolas han experimentado un crecimiento destacado en la región, con aumentos del 17% a Panamá, 26% a República Dominicana, 35% a Costa Rica y 40% a Guatemala. El idioma español compartido en todos los países, excepto Belice, donde predomina el inglés, facilita las relaciones comerciales.

Guatemala destaca como la economía más grande en términos de población, con más de 17 millones de habitantes y un PIB anual que supera los 90.000 millones de euros. España es el quinto país inversor en Guatemala y el principal exportador europeo.

Panamá, con el PIB per cápita más alto de la región, cuenta con una economía concentrada en los principales núcleos urbanos, siendo el sector terciario un importante generador de empleo. El Canal de Panamá, crucial para el comercio mundial, añade oportunidades significativas.

Costa Rica, líder en estabilidad democrática en la región, ha dirigido su economía hacia productos tecnológicos y médicos, además de mantener esfuerzos en el sector primario con productos como piña, café y banana.

República Dominicana, con un PIB anual de más de 100.000 millones de euros, se destaca por su fuerte componente importador y una red de infraestructuras que facilita las relaciones comerciales. España es el cuarto país en inversión extranjera directa y el primero a nivel europeo en República Dominicana.

El evento resalta la creciente importancia de Centroamérica como destino estratégico para las empresas españolas y aragonesas, aprovechando las oportunidades que ofrece esta región en crecimiento.