20240506_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Enseñar finanzas a los niños: Un desafío necesario para el futuro

En medio de una sociedad caracterizada por el consumismo, enseñar a los niños sobre el valor auténtico del dinero y fomentar prácticas financieras se vuelve esencial. La alianza entre el sitio web Ciencuadras y el banco Davivienda destaca la importancia de inculcar habilidades financieras desde temprana edad para influir en las decisiones futuras de los niños.

En el programa “Monetarium” de Davivienda, diseñado para educar a los niños sobre diversas formas de ahorro, se enfatiza la adaptación de consejos financieros según la edad. El dinero, a menudo considerado un tabú en los hogares, puede convertirse en un tema relevante y necesario para las conversaciones familiares.

La falta de educación financiera en la infancia puede resultar en adultos con dificultades para afrontar responsabilidades económicas. Según una encuesta realizada por Nu Bank, el 52% de las personas no utiliza herramientas financieras para planificar o controlar gastos.

Davivienda subraya que el hábito de ahorrar es fundamental para objetivos a largo plazo, como comprar una vivienda. Enseñar a los niños sobre el valor del dinero puede comenzar con prácticas sencillas según la edad. Para los preescolares, se sugiere enseñar el uso responsable de recursos naturales, mientras que para niños mayores (de 6 a 10 años), se aconseja hablar sobre el valor monetario de sus pertenencias.

Cuando los niños comienzan a recibir dinero para gastos diarios, se presenta la oportunidad de introducir el hábito del ahorro. Incentivar a los niños a ahorrar parte de su dinero con metas específicas, como comprar un objeto deseado o realizar una actividad, es una estrategia efectiva.

Los expertos también resaltan la importancia de enseñar a los niños sobre el propósito del dinero, establecer metas, fomentar el ahorro, cultivar una mentalidad próspera y mostrar que no todo se puede lograr con posesiones materiales.

Algunos consejos prácticos para enseñar a los niños sobre finanzas incluyen permitirles manejar su propio dinero, enseñarles sobre instrumentos financieros como cuentas de ahorro, tarjetas de débito y crédito, y planificar con ellos ingresos y gastos para desarrollar habilidades de presupuesto.

La creatividad también desempeña un papel clave, y herramientas lúdicas como el Monopoly pueden ser utilizadas para enseñar sobre el manejo del dinero, la importancia del ahorro y las consecuencias de las decisiones financieras. En resumen, la educación financiera desde la infancia se presenta como un paso esencial para preparar a las futuras generaciones en el manejo efectivo de sus recursos.