20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

Escasez de agua en el Canal de Panamá genera retrasos y aumento de precios globales

Redacción ||

Informes procedentes de medios internacionales han revelado una alarmante situación en el Canal de Panamá, donde más de 200 embarcaciones se encuentran varadas debido a una aguda sequía que ha afectado la vía fluvial. Este fenómeno está causando un impacto significativo en el transporte marítimo y está contribuyendo al aumento de los precios de los combustibles y una amplia gama de productos que dependen del canal para su transporte.

La crisis de sequía está provocando un pesimismo generalizado en la industria del transporte de contenedores, así como en el sector del petróleo crudo y sus derivados, y está afectando adversamente a los metaneros que transportan gas natural licuado (GNL), todo ello a raíz de la crisis climática en curso.

Fuentes de la Agence France-Presse (AFP) han revelado que el Canal de Panamá está enfrentando una situación crítica y desesperada, luchando por asegurar suficiente agua para su funcionamiento continuo. La disminución de las precipitaciones debido al cambio climático y la presencia del fenómeno de El Niño han llevado a la amenaza de que la vía fluvial, que facilita cerca del 6 % del comercio marítimo mundial, se seque por completo.

Ricaurte Vásquez, administrador del Canal de Panamá, explicó en declaraciones recientes que una de las principales desventajas de la ruta marítima a través del canal es su dependencia del agua dulce, en contraste con otras vías, como el Canal de Suez, que utilizan agua de mar.

La sequía ha forzado al Canal a limitar la capacidad de calado de los buques, lo que se traducirá en una disminución de ingresos de aproximadamente $200 millones en el año 2024. Además, se ha proyectado que los ingresos para el presente año alcancen los $4,900 millones, según indicó Vásquez.

Ante esta problemática, Vásquez enfatizó la necesidad de encontrar soluciones para garantizar la relevancia continua del Canal de Panamá en el contexto del comercio internacional. “Si no nos adaptamos, entonces vamos a fallecer”, advirtió durante una presentación ante la prensa.

Mientras tanto, en El Salvador, la Dirección General de Energía, Hidrocarburos y Minas (DGEHM) ha comunicado un aumento en los precios de los combustibles vigentes en el país debido a diversos factores internacionales, incluida la situación del Canal de Panamá. La Agencia Internacional de Energía (AIE) y el Instituto Americano del Petróleo (API) han informado sobre caídas en las reservas de petróleo en Estados Unidos, lo que ha contribuido al incremento de los precios internacionales de los hidrocarburos.

Además, el cierre de refinerías en Estados Unidos y Canadá por mantenimiento, junto con los recortes en la producción de Arabia Saudita y Rusia, ha generado una escasez en el suministro de gasolina y aceite combustible diésel, impulsando los precios en el mercado internacional.

Como resultado de estos factores, se ha previsto un aumento en los precios de los combustibles en El Salvador durante la próxima quincena. La gasolina superior aumentará en $0.16, alcanzando un costo de $4.93 por galón, mientras que la gasolina regular aumentará en $0.20, llegando a $4.68 por galón. El diésel también experimentará un aumento de $0.27, con un precio de $4.31 por galón en la zona central del país.