20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20231001-MH-fact-electronica_728x90
20230816_dgs_728x90
20230812_lactancia_materna_01_728x90
20230812_lactancia_materna_02_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Exportadores de la frontera de México en alerta por posibles cierres de cruces de carga con Estados Unidos

Autoridades estadounidenses han emitido advertencias sobre el cierre de dos importantes cruces de carga en la frontera entre México y Estados Unidos, generando preocupación entre los exportadores de Ciudad Juárez.

El puente Córdova-Américas y el puente de Guadalupe-Tornillo podrían cerrarse para el transporte de mercancías, lo que dejaría operativos solo el Zaragoza-Ysleta y el Gerónimo-Santa Teresa. Esta medida, según representantes del sector exportador, tendría un impacto económico significativo en una región con un alto volumen de comercio exterior.

Óscar Luis Kuri, director de la Coalición Empresarial Pro Libre Comercio, advierte que el cierre de estos cruces aumentaría los costos de las mercancías y afectaría la competitividad del mercado. La posible razón detrás de estos cierres sería la necesidad de destinar personal para el procesamiento de migrantes, especialmente en el caso del puente Guadalupe-Tornillo, donde el flujo de carga es considerado bajo por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

Los empresarios recuerdan los perjuicios sufridos durante el cierre del puente Córdova-Américas en 2023, cuando el flujo migratorio aumentó. Este cierre provocó retrasos en la exportación, dejando varados miles de millones de dólares en mercancías y afectando la producción en las maquiladoras de Ciudad Juárez.

La posibilidad de nuevos cierres preocupa a los exportadores, que han tenido que buscar alternativas en aduanas de otros estados para mantener sus operaciones. El incremento constante en el volumen de exportaciones a través de estos cruces refleja la importancia de mantenerlos operativos para el flujo comercial entre ambos países.

La incertidumbre persiste mientras los exportadores esperan más información sobre los posibles cierres y buscan soluciones para mitigar el impacto en sus operaciones comerciales.