20240506_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Factores socioeconómicos prevalecen en los patrones de migración a nivel mundial, según un estudio

Redacción ||

Un estudio publicado en ‘Nature Human Behaviour’ revela que los patrones de migración neta en todo el mundo están más estrechamente relacionados con factores socioeconómicos que con el cambio climático. Este estudio, realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Aalto en Finlandia, el Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados y la Universidad de Bolonia en Italia, proporciona un conjunto de datos detallado sobre la emigración neta durante las dos últimas décadas, ofreciendo una base sólida para la formulación de políticas y la investigación en el campo de la migración.

La autora principal del estudio, Venla Niva, señaló que “estos resultados no coinciden con la narrativa común sobre la migración inducida por el clima. Cuando se consideran todos los factores en conjunto, el análisis muestra que los factores de desarrollo humano son más influyentes que el clima”.

El conjunto de datos de alta resolución desarrollado por el equipo de investigación abarca el período de 2000 a 2019 y permite abordar preguntas que no pueden responderse con datos más generales a nivel nacional. Este conjunto de datos se ha convertido en una herramienta valiosa para estudiar patrones de migración en todo el mundo y está disponible de forma gratuita a través de un mapa interactivo en línea.

Los investigadores calcularon la migración neta al combinar tasas de natalidad y mortalidad con el crecimiento de la población a nivel global. Además, incorporaron factores socioeconómicos y climáticos utilizando el Índice de Desarrollo Humano (IDH) y el índice de aridez.

El estudio reveló que regiones con niveles intermedios tanto de IDH como de aridez, como América Central, el noreste de Brasil, África Central y el sudeste asiático, experimentaron altos niveles de emigración. Esto desafía la noción de que solo los más pobres entre los pobres emigran debido a desastres o cambios ambientales.

Por otro lado, las regiones con un alto IDH experimentaron migración neta positiva independientemente de su situación climática. Ejemplos de estas regiones incluyen la Península Arábiga, Norteamérica, Australia y el norte del Mediterráneo.

Matti Kummu, profesor asociado de temas globales de agua y alimentación en Aalto y autor principal del estudio, enfatizó la importancia de apoyar a las personas en países económicamente desfavorecidos en lugar de centrarse únicamente en el cierre de fronteras y la lucha contra la migración. El estudio resalta la complejidad de los patrones de migración y destaca la necesidad de comprender la migración con mayor precisión.

En resumen, este estudio desafía la percepción común sobre la migración y subraya la influencia significativa de los factores socioeconómicos en los patrones de emigración en todo el mundo.