20240710_minsal_dengue_728x90
20240701_vacunacion_728x90
20240701_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

FMI: A pesar de una disminución, la deuda mundial sigue elevada y requiere acciones urgentes

Redacción ||

El endeudamiento global registró su segundo año consecutivo de disminución en 2022, según un informe publicado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) el miércoles. Sin embargo, la preocupante noticia es que, a pesar de esta tendencia a la baja, la deuda mundial sigue siendo significativamente más alta que antes de la pandemia de COVID-19.

El informe del FMI reveló que el monto total de la deuda a nivel mundial en 2022 alcanzó el 238 % del Producto Interno Bruto (PIB) global, lo que representa un aumento de 9 puntos porcentuales con respecto a los niveles de 2019. En cifras concretas, la deuda mundial llegó a la asombrosa cifra de 235 billones de dólares en 2022.

Aunque el FMI señala que la carga de la deuda mundial ha disminuido por segundo año consecutivo, advierte que “sigue siendo superior a su ya elevado nivel anterior a la pandemia”. Los gobiernos, en su intento por estimular el crecimiento económico y responder a los desafíos como el aumento de los precios de los alimentos y la energía, han continuado acumulando deuda a pesar de haber finalizado sus medidas de apoyo presupuestario relacionadas con la pandemia.

Los economistas del FMI hicieron un llamado urgente a los políticos para que tomen medidas decisivas destinadas a reducir las vulnerabilidades asociadas con la deuda. Destacaron que los responsables políticos deberán mantener un compromiso inquebrantable con la sostenibilidad de la deuda en los años venideros.

Estados Unidos sigue siendo el país más endeudado del mundo, con una deuda de alrededor de 70 billones de dólares, seguido de cerca por China, con una deuda de 47,5 billones de dólares. La deuda de ambas potencias se encuentra en niveles similares en relación con sus respectivos PIB.

Sin embargo, el informe del FMI subraya que China ha desempeñado un papel central en el aumento de la deuda mundial en las últimas décadas, con un endeudamiento que supera el crecimiento económico. Además, se señala que la deuda de los países en desarrollo también ha experimentado un aumento significativo en las últimas dos décadas, aunque sus niveles iniciales de endeudamiento eran más bajos.

El FMI advierte que la gestión de la deuda global y la implementación de políticas fiscales responsables seguirán siendo desafíos críticos para la estabilidad económica mundial en los próximos años.