20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20231001-MH-fact-electronica_728x90
20230816_dgs_728x90
20230812_lactancia_materna_01_728x90
20230812_lactancia_materna_02_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Ford inaugura monumental túnel del viento en Michigan para innovación aerodinámica

Ford, en medio de su profunda transformación hacia la electrificación y el desarrollo de vehículos de alto rendimiento, ha inaugurado un impresionante túnel del viento en Dearborn, Michigan, llamado “Rolling Road Wind Tunnel”. Este monumental ventilador, diseñado para pruebas y estudios de aerodinámica, representa una inversión de $200 millones y destaca por su capacidad para producir ráfagas de hasta 322 km/h, convirtiéndolo en el túnel de viento más rápido del mundo.

El túnel del viento se utiliza para realizar ensayos e investigaciones que buscan lograr soluciones aerodinámicas óptimas para una variedad de vehículos, desde competiciones de alto rendimiento hasta automóviles deportivos de calle. La eficiencia aerodinámica, que implica reducir la resistencia al avance, es fundamental para maximizar el rendimiento y la eficiencia energética de los vehículos.

Este impresionante proyecto ha tomado siete años desde su concepción hasta su puesta en marcha. Las aspas del ventilador, fabricadas en fibra de carbono, tienen un diámetro de 8 metros, y el motor cuenta con una potencia de 7,000 caballos. El trazado total del flujo de aire en el túnel abarca casi 200 metros, incluyendo la sección donde se coloca el vehículo en estudio y la galería que conduce hasta la turbina que impulsa el flujo de aire nuevamente.

El “Rolling Road Wind Tunnel” no solo se centra en vehículos de combustión interna, sino que también se utilizará para realizar pruebas aerodinámicas en vehículos eléctricos e híbridos. La aerodinámica eficiente es crucial para maximizar la autonomía y eficiencia en los vehículos electrificados.

El túnel del viento también cuenta con una plataforma con rodillos ajustables para cada rueda del vehículo en prueba, simulando las condiciones de conducción sobre diferentes tipos de terreno. Además, se incorpora una alfombra móvil debajo del vehículo para recrear las condiciones que generan el conocido efecto suelo, contribuyendo así a estudiar la resistencia aerodinámica y la carga aerodinámica.

Este innovador complejo incluye una instalación de simulación ambiental capaz de generar temperaturas extremas que van desde -40º hasta casi 60º, proporcionando un entorno de prueba completo y realista.

El túnel del viento también ha sido destacado en las pruebas aerodinámicas de vehículos emblemáticos de Ford, como el Mustang “Dark Horse”, que requiere aproximadamente 250 horas de exposición a las ráfagas de viento para completar su estudio y desarrollo aerodinámico.

Con estas instalaciones, Ford demuestra su compromiso con la investigación y desarrollo de tecnologías avanzadas para mejorar la eficiencia y el rendimiento de sus vehículos en el marco de su ambiciosa visión para el futuro de la movilidad.