20240710_minsal_dengue_728x90
20240701_vacunacion_728x90
20240701_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

Gobierno de El Salvador recupera 8,000 viviendas usurpadas por pandillas

Desde la implementación de la estrategia de seguridad, las familias salvadoreñas han experimentado numerosos beneficios, especialmente el poder regresar a sus hogares después de que grupos criminales los expulsaran y se apoderaran de sus viviendas.

La ministra de Vivienda, Michelle Sol, informó que se han recuperado 8,000 viviendas, permitiendo así el retorno de las familias desalojadas o la reasignación de estos hogares a nuevas familias. Además, indicó que desde el inicio del primer Gobierno hasta la fecha, se han invertido $110 millones en viviendas recuperadas a nivel nacional.

“Todas las acciones de seguridad que ejecuta el Gobierno del presidente Nayib Bukele, abren paso al sector vivienda para complementar soluciones integrales en las comunidades históricamente controladas por delincuentes”, aseguró Sol en declaraciones anteriores.

Estas declaraciones fueron hechas durante el inicio de la reconstrucción de la Casa Comunal en el Reparto La Campanera, distrito de Soyapango, como parte de las estrategias de seguridad en la zona.

El evento contó con la participación de la representante de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en El Salvador, Laura Amirall, y el alcalde de San Salvador Este, José Chicas.

Según la ministra, esta infraestructura beneficiará a más de 12,000 familias de la zona, proporcionando un espacio social adecuado y de calidad.

Sol también comentó que el Sistema de Vivienda ha dispuesto del terreno que será transferido en comodato a la nueva municipalidad y, además, brindará supervisión técnica y permisos de construcción para este proyecto.

“Este es un proyecto destinado a familias que vivieron el impacto de la violencia y el desplazamiento forzado; aquí más de 500 viviendas fueron usurpadas por los terroristas para convertirse en oficinas del crimen”, detalló.

Agregó que “a raíz de esta problemática muchas familias perdieron sus créditos, esos inmuebles fueron recuperados por el FSV y estaban en un listado de pérdida”.

“Los habitantes de La Campanera fueron una comunidad estigmatizada por vivir en una zona donde había una fuerte presencia de las pandillas. Hoy es una alegría venir y sentir esa paz con la que ahora viven, por eso darles espacios públicos de calidad es una de nuestras prioridades”, subrayó.