20240506_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Gremios empresariales de Panamá piden diálogo en medio de protestas contra la minería

Redacción ||

Los gremios empresariales de Panamá han hecho un llamado al diálogo en medio de las protestas nacionales que tienen lugar en contra de la actividad minera en el país. Estas manifestaciones han generado pérdidas millonarias a la economía y bloqueos de carreteras, lo que ha generado preocupación por el abastecimiento de alimentos y combustibles en las ciudades.

La Asociación Panameña de Hoteles (Apatel) ha solicitado al Gobierno de Laurentino Cortizo y a los sindicatos y organizaciones que lideran las protestas que entablen un diálogo serio para abordar las causas de fondo de las manifestaciones y buscar soluciones permanentes y consensuadas respaldadas por la ciudadanía. Se ha señalado que el derecho a la protesta no debe violar el derecho de circular libremente en el territorio nacional, en referencia a los bloqueos de carreteras.

Por segundo día consecutivo, se han registrado bloqueos en al menos tres puntos de la carretera Panamericana, que cruza todo el país y lo conecta con Centroamérica. Estos bloqueos han llevado a temores de desabastecimiento de alimentos y combustibles, ya que el transporte de carga está varado en las vías bloqueadas.

El Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) y la Asociación de Ejecutivos de Empresas (Apede) han pedido al presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, que se dirija a la nación y que el Gobierno garantice la seguridad de los ciudadanos en medio de las protestas. Se estima que las pérdidas diarias debidas a las protestas ascienden a 80 millones de dólares.

Las manifestaciones se originan en gran parte debido a la renovación de la concesión a la empresa Minera Panamá, subsidiaria de la canadiense First Quantum Minerals, que explota la mina de cobre a cielo abierto más grande de Centroamérica. Los manifestantes rechazan el contrato ley, alegando que es lesivo para los intereses nacionales y que mantiene vicios que llevaron a la declaración de inconstitucionalidad del acuerdo anterior en 2017. En respuesta, el Gobierno defiende las bondades del nuevo contrato ley y destaca sus beneficios económicos y ambientales.

En medio de las protestas, se han registrado enfrentamientos con la Policía, actos de vandalismo, destrucción de bienes públicos y privados, y el saqueo de comercios. Las autoridades han realizado detenciones y se han reportado heridos en ambos lados.

El presidente Cortizo ha instado a la cordura y ha llamado a respetar las leyes e instituciones, así como a la propiedad privada y el libre tránsito. También ha advertido que no se tolerarán actos de vandalismo ni llamados a la anarquía, y que los responsables serán judicializados. Se destaca la importancia de mantener la estabilidad y el crecimiento económico del país en medio de esta coyuntura.