20240410_mh_renta_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

HanesBrands cierra planta en El Salvador y despide a más de 700 empleados debido a la incertidumbre económica global

El gigante de confección HanesBrands, principal exportador de El Salvador, ha anunciado el cierre forzoso de una de sus cinco plantas en el país y el despido de más de 700 colaboradores. La empresa estadounidense, con sede en Carolina del Norte, señaló que la decisión de cerrar la planta El Salvador Sew, dedicada a la confección de ropa deportiva, se debe a la incertidumbre en la economía global y la baja demanda de consumidores.

En un comunicado, HanesBrands expresó: “Por esta razón, el día de hoy estamos comunicando a todos nuestros empleados de El Salvador Sew que nos vemos obligados a realizar un cierre total, forzoso y definitivo de operaciones de esta planta, decisión que impacta a todos sus empleados”. El proceso de despido afectará a 702 empleados, y la medida se hizo efectiva el 17 de noviembre.

HanesBrands, propietaria de marcas reconocidas como Hanes, Champion, Leggs y Playtex, es la empresa textil más grande de El Salvador y ha encabezado las exportaciones en el país durante los últimos 13 años. A finales de 2022, la compañía registró ventas significativas tanto en prendas de vestir como en tela producida.

Con este cierre, HanesBrands mantiene cuatro plantas en El Salvador, dedicadas a la producción de ropa interior, textiles y calcetines. La empresa ha sido el empleador privado más grande en la economía salvadoreña, con más de 8,000 colaboradores activos en 2022.

La decisión de cerrar la planta se produce en medio de la crisis económica que afecta al sector manufacturero en El Salvador, especialmente en la industria de la maquila. La Asociación Salvadoreña Industrial (ASI) ha señalado que algunas empresas textiles han tenido que pausar sus operaciones debido a la cancelación de pedidos internacionales. Aunque se presenta como un cierre forzoso, algunos expertos sostienen que las empresas están preparadas para reanudar operaciones una vez que se recupere la demanda. La industria manufacturera en El Salvador ha experimentado cinco trimestres consecutivos de contracción, impulsada por el aumento de las materias primas y la disminución de la demanda de exportaciones.