domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

IATA proyecta un resurgimiento de las aerolíneas con beneficios netos en 2023

Según las previsiones de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), las aerolíneas experimentarán un retorno a los beneficios netos en 2023, con ganancias totales estimadas en $23,300 millones. Este marcado resurgimiento sigue a pérdidas significativas en los años anteriores debido a las restricciones de movimiento impuestas durante la pandemia. En 2024, se espera que estos beneficios aumenten a $25,700 millones.

El sector aéreo, uno de los más afectados durante la crisis sanitaria global, perdió $137,700 millones en 2020, $41,000 millones en 2021 y $3,800 millones en 2022. Sin embargo, las proyecciones de la IATA indican una notable recuperación.

Los ingresos del transporte aéreo en 2023 alcanzarán $896,000 millones, un aumento del 21.7 % respecto al año anterior y superando por primera vez los niveles de 2019 ($838,000 millones). Para 2024, se espera un incremento adicional del 7.6 %, llegando a $964,000 millones.

En 2023, los ingresos estarán compuestos por $642,000 millones del transporte de pasajeros y $134,700 millones del transporte de carga. Para 2024, se pronostica que estos valores asciendan a $717,000 millones y $111,400 millones, respectivamente.

Los costos operativos en 2023 serán de $855,000 millones, reflejando un aumento del 18.1 % en comparación con 2022, y se proyecta que se incrementen a $914,000 millones en 2024, con un aumento interanual del 6.9 %.

Willie Walsh, director general de la IATA, destacó la resiliencia del sector aéreo y calificó los beneficios proyectados para 2024 como un reconocimiento a la industria. Sin embargo, señaló que, a pesar de la recuperación, los márgenes de crecimiento actual aún están por debajo de las expectativas de los inversores.

IATA prevé que en 2024 se alcance un récord histórico con aproximadamente 4,700 millones de personas viajando en avión, superando los niveles previos a la pandemia en 2019 (4,500 millones).

Aunque el sector anticipa beneficios económicos, advierte sobre posibles riesgos, como el freno económico en China, problemas en el mercado inmobiliario y tensiones geopolíticas, que podrían afectar las proyecciones de 2024. No obstante, la adaptación de rutas aéreas ha mitigado los impactos de conflictos actuales en Ucrania e Israel.

La industria aérea espera beneficiarse de la disminución de las tensiones inflacionarias, tasas de desempleo globales bajas y una fuerte demanda, aunque reconoce la necesidad de abordar desafíos persistentes para construir un futuro resiliente.