domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

Iberdrola registra un beneficio neto de 4.803 millones de euros en 2023, un aumento del 10,7 %, con una inversión récord

Iberdrola ha anunciado un incremento del 10,7 % en su beneficio neto en 2023, alcanzando los 4.803 millones de euros. Este logro se ha respaldado con un récord de inversión por parte de la compañía, que ha ascendido a 11.382 millones de euros, un 6 % más que en el año anterior.

El aumento del resultado bruto de explotación o EBITDA ha sido del 9 %, llegando a los 14.417 millones de euros. Estos resultados están vinculados al impulso de las inversiones realizadas, así como a la normalización de la producción y la eficiencia operativa.

Como resultado de este crecimiento, Iberdrola ha anunciado que repartirá 0,55 euros por acción con cargo a los resultados de 2023, lo que supone un incremento del 10,8 %.

Durante el año pasado, la compañía aceleró sus inversiones, especialmente en el negocio de redes y renovables, alcanzando la cifra récord de 11.382 millones de euros, de los cuales más de 2.300 millones se destinaron a España.

Esto ha permitido a Iberdrola cerrar el año 2023 con una capacidad instalada renovable de 42.187 megavatios en todo el mundo, con el 80 % libre de emisiones. Además, ha liderado el mercado de contratos de compraventa de energía en Europa y ha mejorado su cuota de mercado en la Península Ibérica.

La empresa también ha completado su plan de rotación de activos y alianzas para 2025, obteniendo ingresos significativos, como los 6.000 millones de dólares obtenidos por la venta del 55 % del negocio de México.

Excluyendo los efectos de la rotación de activos, el beneficio neto ascendería a 4.809,3 millones de euros, un 10,8 % más que el año anterior. A pesar de esto, la cifra de negocios se contrajo un 8,6 %, llegando a los 49.334,9 millones de euros.

Iberdrola ha incrementado su flujo de caja operativo y ha reforzado su balance con más de 14.700 millones de nueva financiación. La deuda neta ha disminuido hasta una horquilla entre los 42.000 y los 42.500 millones de euros.

En cuanto a su contribución fiscal, la empresa ha aportado en 2023 un total de 9.300 millones de euros a las arcas públicas, destacando los casi 3.500 millones destinados a España.

Para el año 2024, Iberdrola se ha comprometido a invertir 12.000 millones de euros, lo que le permitirá aumentar su capacidad instalada renovable y seguir creciendo en el sector.

Sin embargo, tras presentar estos resultados, las acciones de Iberdrola han caído un 0,78 % en bolsa. A pesar de esto, la empresa prevé un crecimiento continuo en el futuro, con un aumento del beneficio neto del 5-7 % y una posible expansión del dividendo.