20240410_mh_renta_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Javier Milei anuncia cambios en la política energética argentina para afrontar la recesión

La elección de Javier Milei como presidente de Argentina promete transformaciones significativas en la política energética del país, enfocándose en la monetización de recursos para combatir la recesión económica. Expertos reunidos en Washington anticipan los posibles enfoques de Milei para “mercadear” los abundantes recursos energéticos de Argentina.

En su campaña, Milei prometió un drástico recorte del gasto público y la privatización de empresas deficitarias, entre ellas Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), una entidad dedicada a la producción energética. Además, se espera la reorganización y eliminación de subsidios a la energía, una medida que se considera necesaria dada la situación social delicada del país, con una tasa de pobreza estimada en un 40.1 %.

El nuevo gobierno enfrentará varios desafíos, según Juan Cruz Díaz, director del Grupo Cefeidas, que incluyen el mercado de divisas, la estructura de precios, y los impuestos a las exportaciones. Se prevé una “redefinición” del papel del Estado en el sector energético, buscando monetizar la rica reserva de hidrocarburos y recursos renovables de Argentina.

Eduardo Rodríguez Chirillo, al frente del Ministerio de Energía, cuenta con experiencia en la privatización de empresas públicas, señalando un posible cambio en la orientación hacia el sector privado. Uno de los proyectos clave es Vaca Muerta, una formación de roca con vastos recursos de hidrocarburos que podrían duplicar la producción de petróleo para 2030.

Alejandro Monteiro, ministro de Energía y Recursos Naturales de Neuquén, destacó el potencial de Vaca Muerta para abastecer no solo el mercado local sino también a países vecinos como Chile, el sur de Brasil y Uruguay. Sin embargo, señaló que los desafíos incluyen mejorar el clima de negocios y la inversión mediante la resolución de problemas macroeconómicos como la inflación y el acceso al mercado de capitales.

Monteiro no anticipa la eliminación inmediata de todos los subsidios a la energía, pero sugiere que se podría llevar a cabo una discusión sobre su alcance y a qué sectores deberían dirigirse. La visión de mercado y desarrollo privado de Milei se ve respaldada por la entrada de profesionales del sector privado en el nuevo gobierno. La expectativa es que el gobierno trabaje para generar condiciones de previsibilidad y avanzar hacia una situación donde la energía se pague por su valor de mercado.