domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

Javier Milei anuncia duro ajuste y "estanflación" en su primer discurso como presidente de Argentina

El recién asumido presidente de Argentina, Javier Milei, pronunció su primer discurso ante una multitud congregada frente al Congreso argentino, anunciando un “duro ajuste” y anticipando meses de “estanflación”, pero aseguró que este sería el “último mal trago” antes de la “reconstrucción” del país sudamericano.

Milei declaró que la falta de recursos económicos obliga a aplicar medidas de ajuste y un “shock”, reconociendo que esto impactará negativamente en el nivel de actividad, empleo, salarios reales y tasas de pobreza e indigencia. Admitió que habrá “estanflación”, pero destacó que esta situación no difiere mucho de los últimos dos años en Argentina.

El mandatario señaló que la “herencia” dejada por el gobierno saliente es la peor en la historia del país, con un déficit financiero y fiscal equivalente al 17% del PIB, una inflación anual del 300%, actividad económica paralizada, y altas tasas de pobreza e indigencia. Ratificó la aplicación de un ajuste fiscal del 5% del PIB, asegurando que recaerá principalmente sobre el Estado y no sobre el sector privado.

Milei confirmó planes para “limpiar” los pasivos del Banco Central y poner fin a la emisión monetaria, la cual considera responsable de la alta inflación. Aunque anticipó que la inflación permanecerá alta debido al rezago de la política monetaria, citó pronósticos privados que prevén tasas mensuales entre el 20% y el 40% hasta febrero próximo.

El presidente advirtió sobre el riesgo de hiperinflación, estimando que podría llegar al 15,000% anual. Afirmó que la prioridad máxima es evitar esta catástrofe, que llevaría la pobreza por encima del 90% y la indigencia por encima del 50%. Milei también alertó sobre la abrumadora deuda, sumando cerca de 100,000 millones de dólares, incluyendo vencimientos en 2024 y desafíos significativos debido a mercados financieros cerrados y la falta de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

A pesar del sombrío panorama, Milei aseguró que tras el “reacomodamiento macroeconómico”, Argentina verá mejoras y vislumbrará “luz al final del camino”.