20240506_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Nike busca recuperarse con los Juegos Olímpicos

Nike reveló el jueves las equipaciones olímpicas de los equipos que patrocina, junto a destacados atletas como el maratonista keniano Eliud Kipchoge y la velocista británica Dina Asher-Smith. La estrategia de la marca es aprovechar la influencia de los mejores deportistas para atraer a un público más amplio de consumidores.

Tras un período de ventas moderadas, los Juegos Olímpicos de París representan una oportunidad crucial para Nike de resaltar sus productos de alto rendimiento, como las renombradas zapatillas de maratón Alphafly 3, valoradas en 285 dólares.

Además de vestir a los deportistas estadounidenses, Nike suministrará indumentaria a los equipos olímpicos de atletismo de Canadá, China, Kenia, Alemania y Uganda, así como a los equipos de baloncesto de China, Francia, Japón y España, y a los equipos de breakdance de Corea del Sur, una nueva disciplina en los Juegos de París.

Si bien las zapatillas de alta gama de Nike tienen como objetivo un mercado más específico, la empresa busca aumentar las ventas de sus zapatillas de running de gama básica y media. En este sentido, presentó su línea Pegasus, con precios al por menor que oscilan entre los 130 y 160 dólares.

Nike resaltó su tecnología de amortiguación “Air”, presente en una amplia gama de productos, desde zapatillas de maratón hasta calzado deportivo, así como sus materiales de punto que proporcionan ligereza.

“Lo que aprendemos de nuestros mejores atletas, el 10% con los que colaboramos, es que la innovación es constante. Nos aseguramos de que nuestras innovaciones funcionen para todo tipo de cuerpos, velocidades y estilos de carrera”, comentó Matt Nurse, vicepresidente del laboratorio de innovación deportiva de la empresa, en una entrevista con Reuters.

A pesar de la competencia creciente de marcas como On Running, Hoka y Lululemon, y de las tendencias que favorecen zapatillas de perfil bajo, como las Adidas Samba, Nike ve la competencia como un estímulo para mejorar continuamente. “Definitivamente hay más competencia (…) es bueno evaluar la opinión y respuesta de los consumidores; simplemente creo que la competencia siempre nos impulsa a ser mejores”, concluyó Nurse.