20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20231001-MH-fact-electronica_728x90
20230816_dgs_728x90
20230812_lactancia_materna_01_728x90
20230812_lactancia_materna_02_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Philips anuncia un nuevo recorte de 6 mil puestos de trabajo en el mundo

AFP ||

El fabricante holandés de aparatos médicos Philips anunció este lunes un recorte de seis mil puestos de trabajo en todo el mundo, que se suma a la supresión de cuatro mil empleos decidida en octubre.

Este anuncio se debe a las nuevas pérdidas causadas por una retirada masiva de respiradores para dormir con defectos de fabricación.

Esta  “difícil, pero necesaria reducción de nuestra plantilla” se llevará a cabo de aquí al año 2025, anunció en un comunicado el director ejecutivo de Philips Roy Jakobs.

El año 2022 ha sido “muy difícil para Philips y nuestros accionistas y estamos tomando medidas firmes para mejorar nuestra eficacia y aumentar el rendimiento con urgencia”, dijo Jakobs.

La firma con sede en Ámsterdam anunció pérdidas netas de 105 millones de euros (114 millones de dólares) en el cuarto trimestre de 2022 y de 1.605 millones de euros en el conjunto del año pasado, en gran parte debido a la retirada de los respiradores.

En 2021, Philips anunció una retirada en todo el mundo de sus aparatos para tratar a las personas que sufren apnea del sueño.

Philips tomó esa drástica decisión debido a que los pacientes corrían el riesgo de sufrir “posibles efectos tóxicos y cancerígenos” si inhalaban o tragaban trozos de espuma insonorizante degradada de los aparatos.

El grupo emplea actualmente cerca de 80.000 personas en el mundo.

La empresa es objeto de investigaciones y recursos judiciales en Estados Unidos tras verse obligada a retirar los aparatos.

Philips señaló recientemente que, según pruebas rigurosas, los aparatos se encontraban en “los límites de seguridad”, pero al mismo tiempo precisó que sus consejos a pacientes y médicos seguían sin cambio: parar el uso del respirador y recurrir a tratamientos alternativos.

Unas tres mil de las seis mil supresiones anunciadas el lunes serán efectivas en 2023. El resto será de aquí a 2025, agregó el ex gigante de la electrónica, reconvertido en empresa de productos para la salud.

Y el grupo aun no incluye en sus cuentas las eventuales indemnizaciones que deberá pagar a Estados Unidos, pues las sumas aun no están bien precisadas.

“Lo que presentamos hoy es un plan muy sólido para garantizar el futuro de Philips”, dijo Jakobs en entrevista con periodistas más tarde el lunes.