domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

Proyectos de infraestructura en El Salvador: aeropuertos y ferrocarriles lideran la inversión

El gobierno salvadoreño ha presentado una ambiciosa propuesta en el Plan Maestro Regional de Movilidad y Logística 2035, que incluye la construcción de nuevos aeropuertos y la rehabilitación del ferrocarril en el oriente del país, con una inversión total estimada en más de $2,841 millones.

En cuanto a los aeropuertos, se contempla la construcción de nuevos complejos en La Unión, con un presupuesto de $1,005 millones. Además, se está desarrollando el Aeropuerto del Pacífico en La Unión, con una inversión estimada de $300 millones. Por otro lado, el gobierno tiene planes para rehabilitar el ferrocarril con una inversión de $1,836 millones, con el objetivo de reactivar tramos que conecten San Salvador con San Juan Opico y Acajutla, así como otro tramo que enlace Acajutla con la aduana de La Hachadura-Pedro de Alvarado en Guatemala.

En infraestructura vial, se destacan proyectos como la ampliación de la carretera CA-2 (Litoral) en el tramo de Zacatecoluca a La Unión, con una inversión de $1,062.1 millones, y la ampliación de la CA-2 entre Comalapa y Acajutla por $996 millones. También se contempla la ampliación de la Troncal del Norte desde Apopa hasta la frontera El Poy en Chalatenango por $658.8 millones, entre otros proyectos de ensanchamiento de tramos viales.

Además, el gobierno propone inversiones en el desarrollo de la terminal de pasajeros y la zona aérea del Aeropuerto Internacional de El Salvador por $1,000 millones, así como la modernización y operación de la terminal de carga por $100 millones. En el ámbito marítimo, se destinan $330 millones para el desarrollo del Puerto de Acajutla y $300 millones para el Puerto de La Unión. También se incluye un proyecto de un ferri trinacional en el Golfo de Fonseca.

En cuanto a aduanas y logística, se proponen asocios público-privados para el desarrollo de Zonas de Actividades Logísticas (ZAL) en El Amatillo y Acajutla, así como la modernización de la ventanilla única de El Amatillo, entre otras iniciativas.

En resumen, el gobierno salvadoreño tiene grandes planes de inversión en infraestructura que abarcan diversos sectores como transporte aéreo, ferroviario, vial, marítimo, aduanero y logístico, con el objetivo de impulsar el desarrollo económico y la conectividad del país en la próxima década.