20240710_minsal_dengue_728x90
20240701_vacunacion_728x90
20240701_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

Regulaciones de la UE frenan la IA generativa de Apple

Apple ha decidido posponer indefinidamente el lanzamiento de su sistema de inteligencia artificial (IA) generativa en la Unión Europea, citando preocupaciones sobre el cumplimiento del Reglamento de Mercados Digitales (DMA), según anunció una portavoz de la compañía.

El DMA, que entró en vigor a principios de marzo, impone nuevas obligaciones a los gigantes tecnológicos para fomentar la competencia y proteger a los consumidores. Apple ha expresado específicamente preocupaciones sobre las disposiciones de interoperabilidad que podrían comprometer la seguridad y protección de los datos personales, según fuentes internas.

A principios de junio, Apple presentó Apple Intelligence, un conjunto de funciones diseñadas para mejorar la experiencia de usuario mediante IA generativa. Esta tecnología permite crear contenidos en texto, imagen o sonido a partir de instrucciones simples y proporcionar respuestas detalladas a preguntas.

Entre las capacidades de Apple Intelligence se incluye la creación de emojis personalizados y la capacidad de describir oralmente fotos almacenadas en los álbumes del usuario.

El retraso en el lanzamiento de estas funciones en Europa representa un esfuerzo por parte de Apple para cumplir con las normativas regulatorias vigentes y abordar las preocupaciones legales relacionadas con la interoperabilidad y la protección de datos.

La compañía ha enfatizado la seguridad como una prioridad clave de su sistema, asegurando que los datos de los usuarios no serán almacenados ni utilizados por terceros, y que la potencia de cálculo necesaria para las funciones de IA será proporcionada por servidores remotos, no limitada por las capacidades de los dispositivos individuales como smartphones.

El aplazamiento del lanzamiento en Europa destaca la complejidad y los desafíos regulatorios que enfrentan las empresas tecnológicas globales al implementar nuevas tecnologías en el mercado europeo, especialmente en un contexto de legislación reciente como el DMA, que redefine las reglas del juego para la competencia y la protección del consumidor en el espacio digital.