20240710_minsal_dengue_728x90
20240701_vacunacion_728x90
20240701_crecerjuntos_720x90
20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

Restaurantes y negocios cierran en Guatemala por inseguridad delincuencial

Redacción ||

La prensa local de Guatemala ha dado a conocer que la inseguridad provocada por las pandillas, que cometen extorsiones y robos, está provocando el cierre de varios negocios y sucursales de cadenas de restaurantes en diversas zonas del país.

Uno de esos casos es Domino’s Pizza Guatemala que anunció ayer por medio de un comunicado compartido en Prensa Libre que “desafortunadamente, y como consecuencia de actos delictivos que ponen en riesgo a nuestro personal, nos hemos visto en la necesidad de suspender de manera temporal las operaciones de nuestro local comercial en Ciudad Real, municipio de Villa Nueva”.

Según datos oficiales, los casos de extorsión a los restaurantes se han elevado, siendo las zonas de la Ciudad de Guatemala donde más se han denunciado este tipo de casos.

Por su parte, la Gremial Restaurantes de Guatemala (Grega GT) explicó que las extorsiones aumentaron en comparación con el tiempo de las restricciones por la pandemia (marzo de 2020).

Un estudio realizado recientemente revelo que el 75 % de empresas fabricantes y distribuidoras de alimentos son víctimas de extorsión desde hace más de 3 años. El estudio muestra que ese porcentaje empresas paga “hasta Q100,000 [$12,820] de extorsiones anualmente, mientras que el 25 % estima que el monto va de Q101,000 a Q500,000. También se reveló que el 50 % de los encuestados considera que las extorsiones aumentaron en un 10 % en 2022, principalmente en la región metropolitana y el sur del país (Escuintla)”.

Las pandillas MS y el Barrio 18 son los grupos delincuenciales que más se multiplican y se lucran de las extorsiones y del narcotráfico en el país centroamericano, de igual manera en Honduras, donde a diferencia de Guatemala, ya se ha implementado un estado de excepción como lo ha hecho El Salvador para atacar a las pandillas.

La baja significativa de violencia en El Salvador ha provocado así mismo el interés de otros países de replicar las estrategias de seguridad implementadas por el Gobierno salvadoreño, las cuales buscan frenar el accionar delictivo. Entre los interesados están autoridades de Perú, Ecuador, Chile, Honduras y Perú quienes han expresado la efectividad de las medidas.