20240426_bcr_censo_728x90
20240502_censo_jorge_728x90
domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

Ryanair reporta un incremento del 34 % en su beneficio neto anual, alcanzando los 1.917 millones de euros

La aerolínea de bajo coste Ryanair ha anunciado un beneficio neto de 1.917 millones de euros en su último ejercicio fiscal, lo que representa un aumento del 34 % en comparación con el año anterior, cuando registró ganancias por 1.428 millones de euros.

La compañía con sede en Dublín informó este lunes que su tráfico aéreo aumentó un 9 % hasta alcanzar los 183,7 millones de pasajeros, a pesar de los retrasos en la entrega de aviones por parte de Boeing.

Ryanair, líder en Europa en el sector de bajo coste, reportó ingresos por un total de 13.440 millones de euros hasta marzo, un incremento del 25 % en comparación con el año fiscal anterior.

El CEO de la compañía, Michael O’Leary, atribuyó el aumento del beneficio neto al aumento del tráfico aéreo y al incremento del 21 % en las tarifas aéreas, que llegaron a los 49,80 euros por billete. Este repunte fue impulsado por un primer semestre “récord”, especialmente durante las vacaciones de Semana Santa a finales de marzo.

A pesar del aumento significativo en la factura del combustible, que alcanzó los 5.140 millones de euros, un 32 % más, los ingresos por pasajero crecieron un 15 %.

O’Leary anticipó que Ryanair espera transportar entre 198 y 200 millones de pasajeros en el próximo ejercicio fiscal, un 8 % más, siempre que Boeing cumpla con el calendario de entrega de aviones antes de finales de año.

El CEO señaló que la capacidad para vuelos de media distancia dentro de la Unión Europea es “limitada”, pero la demanda de billetes para este verano es “positiva”. Sin embargo, advirtió que eventos adversos como conflictos en Ucrania y Medio Oriente, huelgas de controladores aéreos o más retrasos en las entregas de Boeing podrían afectar los resultados del próximo año fiscal.