domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

SpaceX de Elon Musk multada tras incidente de "casi amputación" en sus instalaciones de Washington

Funcionarios de seguridad laboral de Estados Unidos han impuesto una multa de 3.600 dólares a SpaceX, empresa de Elon Musk, este mes, luego de que un accidente en sus instalaciones en el estado de Washington provocara una situación de “casi amputación”, según registros de inspección revisados por Reuters.

Según una investigación de Reuters realizada a finales de 2023, se descubrió que la empresa de cohetes de Musk no cumplía con las normas de seguridad laboral ni con las prácticas habituales en sus instalaciones en todo el país. A través de entrevistas y registros gubernamentales, se documentaron al menos 600 lesiones previamente no reportadas de trabajadores desde 2014.

SpaceX no ha respondido a las preguntas de Reuters sobre ninguno de los incidentes, incluida la muerte de un trabajador y la lesión de otro que permanece en coma después de una fractura de cráneo ocurrida por el mal funcionamiento del motor de un cohete en 2022. Tampoco ha respondido a una solicitud de comentarios sobre la nueva multa de seguridad.

Los inspectores del Departamento de Trabajo e Industrias del estado de Washington descubrieron nuevas infracciones de seguridad en las instalaciones de la empresa en Redmond en diciembre, durante una visita motivada por las quejas de los trabajadores, según registros obtenidos por Reuters mediante una solicitud de registros abiertos.

Un portavoz de la agencia indicó que SpaceX aún puede apelar la decisión.

Los inspectores concluyeron que la planta carecía de un “programa de seguridad exhaustivo”, una comunicación adecuada de las normas de trabajo y un sistema para “corregir las infracciones”. La “casi amputación”, como la describieron los inspectores, se produjo después de que un rollo de material cayera y aplastara el pie de un trabajador.

SpaceX informó a los inspectores estatales que se trataba de un incidente aislado y que el problema se había solucionado.

Sin embargo, los inspectores descubrieron que los empleados no estaban obligados a llevar calzado con puntera de acero, a pesar de que los rollos de material que tenían que cargar en una máquina eran cada vez más pesados, de 36 a 136 kg cada uno. La infracción se calificó de grave por el riesgo de lesiones, según un portavoz de la agencia.

Un trabajador de la planta dijo a los inspectores que “la seguridad puede pasarse por alto” porque el “objetivo de la empresa es fabricar todo lo que se pueda en poco tiempo”.

El trabajador accidentado mencionó que la máquina donde se cargaban los rollos “se había configurado deliberadamente de forma incorrecta con el fin de aumentar el ritmo de producción durante la fase de carga del material”.

En un incidente separado reportado menos de 24 horas después, un empleado no identificado de Redmond fue hospitalizado por una fractura de tobillo tras saltar de un muelle durante una alarma de incendio, que los inspectores dijeron que la empresa no podría haber previsto. SpaceX no fue multada por ello.

Un informe de Reuters del año pasado reveló que las agencias de seguridad de los trabajadores multaron a la empresa de cohetes de Musk con un total de 50.836 dólares por diversas infracciones en la última década.

El historial de lesiones de SpaceX y sus roces con la normativa ponen de relieve los límites de la regulación de la seguridad de los trabajadores. Las multas están limitadas por ley y apenas disuaden a las grandes empresas, según los expertos en seguridad laboral de Estados Unidos. Además, los reguladores federales y estatales adolecen de una escasez crónica de inspectores.