20240410_mh_renta_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Airbnb demanda a Nueva York por restricciones de alquileres a corto plazo

Redacción ||

La plataforma de alojamientos turísticos Airbnb ha demandado este día a la ciudad de Nueva York por las restricciones sobre sus alquileres a corto plazo, que obligan a los anfitriones a registrarse ante la administración local, las cuales serán aplicadas a partir de julio próximo.

Nueva York es considerado uno de los principales mercados de Airbnb, y el año pasado aprobó una ley cuyas normas empezará a imponer este 1 de julio con el objetivo de regular el negocio de los alquileres a corto plazo y atajar las actividades ilegales en un momento en el que la gran urbe turística sufre una crisis de vivienda.

En su demanda, la empresa argumenta que las nuevas medidas suponen “una prohibición de facto de los alquileres a corto plazo” en la ciudad y que reducirán “drásticamente” los alquileres disponibles.

Airbnb aseguró que prefieren “trabajar con la ciudad en un marco regulatorio que diferencie entre los neoyorquinos que comparten su espacio responsablemente y los operadores de hoteles ilegales”, sin embargo, ha tenido que “plantarse” tras “agotar todos los caminos disponibles hasta una solución sensata”.

Ante los sucesos, varios anfitriones se han quejado de que el sistema de registro de la administración local es tan “complicado” que hace “casi imposible” lograr la luz verde para operar y, según la demanda, Airbnb prevé que solo un “número minúsculo” lo consigan.

Además, Nueva York impone otras medidas descritas como “punitivas y gravosas”: prohíbe a los anfitriones poner cerrojos internos en las puertas de las habitaciones o alquilar apartamentos enteros en los que no estarán presentes por motivos como un viaje.

Por su parte, los anfitriones también han puesto demanda señalando que las medidas, además, violan su derecho a la privacidad, ya que se les requiere dar información “sensible” sobre su hogar, y les obligan “injustamente a entender una red complicada de códigos” legales.

Airbnb dijo que está pendiente de si la administración o el tribunal “cambian la fecha actual” de aplicación de las medidas, y el próximo martes orientará a sus clientes sobre las consecuencias de las restricciones en las reservas posteriores al 1 de julio.