20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20231001-MH-fact-electronica_728x90
20230816_dgs_728x90
20230812_lactancia_materna_01_728x90
20230812_lactancia_materna_02_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Bolivia pone fin a prohibición de exportar alimentos, por huelga opositora

AFP ||

Bolivia puso fin a su prohibición de exportar soja y derivados, carne y azúcar a los mercados andino y chino, vigente desde hace tres semanas por una huelga en una región opositora que hacía temer un desabastecimiento, informó este martes el gobierno.

“El gobierno restableció las exportaciones de soya y derivados el 31 de octubre, de carne de res el 7 de noviembre y de azúcar el 9 de noviembre”, explicó a la prensa el ministro de Desarrollo Productivo, Néstor Huanca.

El departamento de Santa Cruz, motor de la economía boliviana y feudo de la oposición, inició sus protestas de manera indefinida el pasado 22 de octubre, para exigir al gobierno que adelante por un año un censo de población fijado para 2024.

Con tal fin, cortó desde entonces y hasta la fecha sus rutas camineras interdepartamentales que lo conectan con los mercados andino y puertos sobre el océano Pacífico.

El gobierno arguyó entonces que había un riesgo de desabastecimiento para el mercado interno y que por lo tanto decidió suspender la exportación de esos productos.

El ministro Huanca dijo que mantuvieron reuniones con empresarios privados y se verificó que el país no corría el riesgo de sufrir una carestía de productos.

“A la fecha no se tiene ninguna restricción temporal de estos productos”, arguyó.

Según datos del estatal Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y de la ONG Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), los principales mercados de soja son Colombia, Perú, Ecuador y Chile; de carne China, Perú y Ecuador; y de azúcar Colombia.

Santa Cruz cumplió este martes 25 días de protestas callejeras. Según el gobierno se registraron cuatro muertos y unos 170 heridos en choques callejeros entre civiles oficialistas y opositores al gobierno del izquierdista Luis Arce.