20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20231001-MH-fact-electronica_728x90
20230816_dgs_728x90
20230812_lactancia_materna_01_728x90
20230812_lactancia_materna_02_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Cumbre de especies amenazadas autoriza comercio de cocodrilos de Brasil y Filipinas

AFP ||

La cumbre en Panamá sobre comercio internacional de especies amenazadas autorizó este lunes a Brasil y Filipinas a exportar cocodrilos de criadero, pero mantuvo la prohibición sobre los de Tailandia.

El Comité I de la conferencia aprobó por consenso el pedido brasileño de levantar la prohibición al comercio del caimán overo o yacaré de hocico ancho (Caiman latirostris), que vive en la Amazonía y en el Pantanal de Brasil, así como en humedales, ríos y lagos de países vecinos.

“El comercio solo estará permitido para especímenes criados en cautiverio”, dijo el delegado brasileño en la 19ª conferencia de las partes de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Así, este caimán sudamericano pasará del Anexo I de CITES, de prohibición total de comercio, al Anexo II, de comercio regulado.

El delegado brasileño dijo que esta medida “no causará daño a la población silvestre” de estos caimanes, cuya caza seguirá prohibida.

“Las poblaciones de esos animales son muy grandes, porque han tenido un éxito reproductivo grande”, declaró a la AFP la investigadora Miryam Venegas-Anaya, reconocida experta en cocodrilos de la Universidad Tecnológica de Panamá y del Instituto Smithsonian.

“Los brasileños tienen mucha información en la que basan sus decisiones. No es una presión de comercialización, porque el valor de esas especies ha bajado mucho”, añadió.

Una decisión similar tomó el Comité I ante el pedido de Filipinas de pasar del Anexo I al Anexo II al cocodrilo marino o de agua salada (Crocodylus porosus), que vive principalmente en las islas de Mindanao y Palawán (o La Paragua, en español).

Como las decisiones sobre las especies brasileña y filipina fueron adoptadas por consenso, se da por descontado de que serán ratificadas por el plenario de esta conferencia, que culmina el viernes.

Sin embargo, el Comité I rechazó el pedido de Tailandia de levantar la veda al cocodrilo de Siam o siamés (Crocodylus siamensis).

Tras un áspero debate, esta propuesta fue rechazada por 76 votos contra 27 a favor, porque si bien aumentó la población de estos cocodrilos en criaderos de Tailandia, no hubo un notorio incremento de los especímenes silvestres.

La CITES, que entró en vigor en 1975, ha fijado reglas de comercio internacional a más de 36 000 especies silvestres. Sus firmantes son 183 países y la Unión Europea.