20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20231001-MH-fact-electronica_728x90
20230816_dgs_728x90
20230812_lactancia_materna_01_728x90
20230812_lactancia_materna_02_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

El petróleo vuelve a bajar presionado por perspectiva de caída de demanda

AFP ||

Los precios del petróleo volvieron a bajar el viernes, asfixiados por la perspectiva de una contracción de la demanda, y presionados por señales de acercamiento entre Estados Unidos y Arabia Saudita.

El precio del barril de Brent del mar del Norte para entrega en enero perdió 2,40 % a 87,62 dólares en Londres. En 10 días el Brent perdió más de 11 %.

En tanto, el barril de West Texas Intermediate (WTI) para diciembre cedió 1,91 %, a 80,08 dólares en Nueva York.

El mercado mantiene su “preocupación” por la demanda china, en un contexto de aumento de los casos de coronavirus, “que hacen poco probable una flexibilización de las restricciones sanitarias”, indicaron los analistas de Commerzbank.

La Comisión Nacional de Seguridad china (NHC) dio cuenta el viernes de un nuevo pico de casos desde fines de abril, con 22.991 nuevos contagios. El ritmo de contagios es de más del doble que hace una semana.

Para Phil Flynn, de Price Futures Group, los operadores miran, de forma general, una moderación de la demanda a causa del ajuste de tasas de la Reserva Federal (Fed) para combatir la inflación.

Según este analista, también el acercamiento entre Estados Unidos y Arabia Saudita presiona los precios a la baja.

La Casa Blanca dijo el viernes que una reciente resolución del gobierno de Joe Biden que otorga inmunidad legal al príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en 2018 no tiene relación con las relaciones bilaterales.

La reacción de la Casa Blanca se produce luego de que Amnistía Internacional criticara al gobierno de Joe Biden por otorgar inmunidad al príncipe y calificara el acto como “una profunda traición”. 

Una parte de los operadores especulan que en contrapartida a esta apertura de Washington, la OPEP y sus aliados en el seno de la Opep+ podrían aumentar su producción en su próxima reunión, el 4 de diciembre.