20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20231001-MH-fact-electronica_728x90
20230816_dgs_728x90
20230812_lactancia_materna_01_728x90
20230812_lactancia_materna_02_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Fuerte alza de reservas comerciales de crudo en EEUU

AFP ||

Las reservas comerciales de petróleo en Estados Unidos aumentaron sensiblemente la semana pasada, según datos publicados el jueves por la Agencia estadounidense de Información sobre Energía (EIA).

En la semana que terminó el 30 de noviembre, estas reservas comerciales subieron 1,7 millones de barriles (mb), por encima de los 1,5 mb esperados por los analistas según el consenso de la agencia Bloomberg.

Este incremento se ve relativizado por una nueva caída de las reservas estratégicas, que perdieron otros 2,7 mb y se ubican en sus niveles más bajos desde diciembre de 1983.

El gobierno del presidente Joe Biden comenzó en diciembre el proceso de reconstruir estas reservas, con llamados a ofertas para la provisión de tres millones de barriles, pero las compras efectivas ocurrirán recién en algunas semanas.

El aumento de los inventarios comerciales se debe en gran medida a un descenso en la tasa de utilización de las refinerías, que se ubicó en 79,6 %, un mínimo en 22 meses, muy por debajo del 92,0% de la semana pasada.

Según Robert Yawger, del grupo financiero Mizuho, esta diferencia se debe al efecto de la tormenta invernal Elliot a fines de diciembre en Estados Unidos, que provocó perturbacione en varias refinerías, en particular en Texas.

Una menor cadencia en las instalaciones de refinado se vio parcialmente compensada por una caída de las importaciones (-9 %) y un alza de las exportaciones (+21 %).

El informe de este jueves mostró una brutal caída de la demanda de productos refinados en Estados Unidos, de 20% sobre la semana inmediata anterior.

Esta caída es particularmente evidente en el caso de la gasolina (-19 %) y de los productos destilados, que incluyen entre otros el carburante para calefacción doméstica (-28 %).