domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

Reservas comerciales de crudo de EEUU subieron más de lo esperado (+2,4 millones de barriles)

AFP

Las reservas comerciales de petróleo crudo subieron más de lo esperado la semana pasada en Estados Unidos, según datos publicados el miércoles por la Agencia estadounidense de Información sobre Energía (EIA).

En la semana que terminó el 9 de septiembre, las reservas comerciales de crudo ganaron 2,4 millones de barriles (mb) frente a 1,85 mb esperados por los analistas.

Como todas las semanas desde hace meses, la lectura de estos datos debe matizarse por el uso de volúmenes importantes de reservas estratégicas estadounidenses liberadas al mercado. En la semana que pasó la caída de estos stocks fue de 8,4 mb.

Las reservas estratégicas (SPR) se ubican en su nivel más bajo desde octubre de 1984. Desde que el gobierno de Joe Biden comenzó a utilizarlas en septiembre de 2021 para combatir las subidas de precios de la gasolina, el descenso fue de unos 187 mb.

El gobierno indicó la semana pasada que esta estrategia llegará a su fin en octubre.

Este volumen de utilización de las SPR moderó la reacción del mercado, explicó Phil Flynn, de Price Futures Group.

Según Flynn, también hay un rebote técnico luego de la caída del martes, cuando el mercado petrolero fue arrastrado por las bolsas mundiales, a la baja tras los datos de inflación para agosto en Estados Unidos. Por eso, los precios se mostraban al alza a pesar de un informe bajista de la EIA este miércoles.

Hacia las 15H25 GMT, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en noviembre ganaba 2,27 % a 95,29 dólares. Y el barril de West Texas Intermediate (WTI) para octubre ganaba 2,69 % a 89,66 dólares.

En la semana que terminó el 9 de setiembre, la demanda de productos petroleros continuó cayendo en Estados Unidos. El promedio en cuatro semanas, la medida más seguida por el mercado para minimizar el impacto de la volatilidad, es 7 % inferior al nivel de demanda del año pasado en la misma época.