20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20231001-MH-fact-electronica_728x90
20230816_dgs_728x90
20230812_lactancia_materna_01_728x90
20230812_lactancia_materna_02_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
CEL
CEL
CEL
CEL
previous arrow
next arrow

Rusia reducirá producción de crudo debido a sanciones de principales economías del mundo

Redacción ||

Rusia ha anunciado que reducirá la producción de su petróleo en medio millón de barriles diarios a partir de marzo, meses después de que las principales economías del mundo impusieran un tope de precios a las exportaciones marítimas del país.

“No venderemos petróleo a quienes se adhieran directa o indirectamente a los principios del techo de precios”, declaró en un comunicado el viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, añadiendo que la producción reducirá en 500 mil barriles para cada día, con el fin de restablecer las relaciones del mercado.

Novak también advirtió que la limitación del precio del crudo podría provocar “una disminución de la inversión en el sector petrolero y, en consecuencia, una escasez de petróleo”.

Ante lo anterior, los futuros del crudo Brent, de referencia mundial, subieron un 2,7 % al conocerse la noticia el pasado viernes por la mañana, hasta los US$ 86 por barril, ya que los operadores anticipaban un endurecimiento de la oferta mundial.

De acuerdo con el medio Reuters, Rusia tomó esta decisión sin consultar al grupo de productores OPEP+, que incluye a Arabia Saudí. La OPEP+ decidió en octubre recortar la producción en 2 millones de barriles diarios y no ha ajustado esa postura desde entonces.

Una posible caída de la oferta mundial del crudo estaría llegando en un momento delicado. La rápida reapertura de la economía china en diciembre, tras casi tres años de estrictas restricciones por el coronavirus, ha disparado las estimaciones de la demanda mundial de petróleo.

La Agencia Internacional de la Energía señaló en enero que esperaba una demanda mundial en aumento de 1,9 millones de barriles diarios hasta alcanzar un máximo histórico de 101,7 millones de barriles diarios, de lo cual China sería responsable de casi la mitad del incremento.

Las sanciones occidentales, sumadas al coste de la guerra, están lastrando la economía rusa. El déficit presupuestario del país se disparó hasta los US$ 45.000 millones el año pasado, un 2,3% de su producto interior bruto.