domfuturo_netview-728x90
20240604_dom_728x90
20240506_crecerjuntos_720x90
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20230816_dgs_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
CEL
previous arrow
next arrow

Triunfo legal: Maradona, declarado inocente en caso de fraude de 40 millones de euros

El abogado italiano de Diego Armando Maradona, Angelo Pisani, celebró el éxito del astro argentino en su caso contra el fisco italiano, que lo acusaba de fraude fiscal por casi 40 millones de euros durante su período en el Nápoles entre 1984 y 1991. El Tribunal Supremo italiano falló nuevamente a favor de Maradona el pasado viernes, destacando que “nunca fue un evasor fiscal”.

En una rueda de prensa celebrada en el Gran Caffè Gambrinus de Nápoles, Pisani afirmó: “El Supremo ha dictaminado por segunda vez que Maradona nunca fue un evasor fiscal”. La sentencia favorable llega tres años después de la muerte del legendario futbolista.

El caso se centraba en los salarios pagados por el Nápoles a Maradona en la segunda mitad de los años 80, generando una deuda inicial de 30 millones de liras italianas, que aumentó con el tiempo debido a tasas de demora, llegando a los 40 millones de euros.

La batalla legal, que se inició a principios de los años 2000, incluyó momentos llamativos, como la policía financiera italiana esperando a Maradona en el aeropuerto de Nápoles para requisar objetos personales de valor con el objetivo de reducir su deuda.

Pisani reveló que Maradona rechazó llegar a un acuerdo y cedió a la presión mediática y autoridades italianas, llegando a pensar que podía ser considerado un evasor fiscal. Sin embargo, Pisani afirmó: “Maradona nunca cedió, y por eso hoy sabemos que nunca fue un evasor fiscal”.

El abogado histórico del exfutbolista considera que el asunto está cerrado y afirmó que Maradona no debe nada al fisco italiano, aunque exige alguna forma de compensación moral. Pisani concluyó señalando que aquellos que cometieron errores deberían pedir perdón por los daños causados a la imagen de Maradona y a los aficionados del Nápoles, que durante años fueron acusados de apoyar a un supuesto criminal.